Frutevia: Regresemos a lo simple